El Rincón Español

(The Spanish Corner)

by Peter Corrigan

 

 

En la edición del "Rincón español" nosotros tomaremos un más cerca mira El Nino. Esto es un fenómeno climático que puede tener una influencia grande en las pautas de tiempo a través de los Estados Unidos.

 

La narrativa en El Niño debajo de fue producido por la oficina Nacional del servicio meteorológico en San Diego. Hay varias conexiones a sitios web excelentes de español idioma en El Niño después de este artículo.

El Niño y La Niña

"El Niño" (una referencia al Niño Cristo) es un término que fue originalmente empleado por pescadores a lo largo de las costas del Ecuador y del Perú. Se refiere a una corriente del océano cálida que aparece tipicamente alrededor de la Navidad y perdura unas semanas o más que un mes. El uso del término "El Niño" está reservado para estos ciclos excepcionalmente cálidos que no tan solo rompen la industria pescadora, sino también traen lluvias fuertes. Eventos de La Niña son opuestos a los de El Niño. Durante La Niña, temperaturas de las aguas oceánicas en el Pacifico son más frescas que normal.

Durante los últimos 40 años, nueve eventos de El Niño han afectado la costa de Sudamérica. La mayoría de éstos subieron temperaturas de las aguas no tan solo a lo largo de la costa, sino también por las Islas Galápagos (Archipiélago de Colón) y en una zona que estira hasta 5.000 millas a través del Pacífico ecuatorial. Los eventos más débiles subieron las temperaturas oceánicas solamente uno o dos grados F y no impactaron tanto las pescas de Sudamérica. Pero los eventos fuertes, como el de 1982-83, dejó una huella no tan solo sobre el tiempo local y la vida marina, pero también sobre condiciones climáticas alrededor del mundo. El último evento fuerte de El Niño ocurrió en 1997-98.

Normalmente, en el Océano Pacífico tropical, los vientos alisios son vientos persistentes que soplan hacia el oeste desde una región de presión más alta sobre el Pacífico oriental hacia una región de presión más baja situada sobre Indonesia. Estos vientos alisios que soplan hacia el oeste arrastran las aguas de la superficie del mar, lo cual levanta los niveles del mar en el Pacífico occidental y los baja en el Pacífico oriental. A lo largo de la costa Sudamericana las aguas superficiales se alejan de la costa y aguas más frías y nutritivas suben desde abajo para reemplazar las aguas superficiales en un movimiento ascendente de aguas costeras.

Durante los años de El Niño, estas normas de presiones atmosféricas por el ecuador se rompen a medida que la presión del aire suba sobre la región del Pacífico occidental y baje sobre el Pacífico oriental. Este cambio de presiones debilita los vientos alisios. Durante los cambios completos muy fuertes, los vientos del este son reemplazados por vientos del oeste. El cambio de vientos reduce o para el movimiento ascendente de aguas costeras por la costa occidental de Sudamérica, lo cual permite que las aguas más cálidas del Pacífico occidental surjan al este hacia Sudamérica. Por el fin del período calentador, la presión atmosférica sobre el Pacífico oriental se invierte y empieza a subir, mientras que la presión sobre el Pacífico occidental empieza a bajar. Esta oscilación de la presión del aire superficial sobre extremos opuestos del Océano Pacífico se llama la Oscilación del Sur. Debido a que los intercambios de presión y calefacción del océano ocurren al mismo tiempo, se refiere como El Niño/Oscilación del Sur o ENOS.

El océano y la atmósfera se influyen recíprocamente. Durante los años normales, los vientos alisios del este junto con el movimiento ascendente de aguas costeras refrescan el aire encima. Este aire más frío y denso no se entrega a formar nubes; como resultado, la costa occidental de Sudamérica recibe muy poca lluvia. Pero cuando los vientos del este se debiliten durante las etapas tempranas de un evento de El Niño, el movimiento ascendente de aguas costeras retarda y el océano se calienta. El aire húmedo encima del océano también se calienta. Se pone a flotar suficientemente para formar nubes profundas que producen lluvias fuertes por las áreas costeras. De este modo, el cambio de temperaturas del océano causa que la zona mayor de lluvia sobre el Pacífico occidental traslade más al este, lo cual en torno tiene efecto extenso por los vientos globales y condiciones climáticas.

Los impactos de El Niño y La Niña se muestran más evidentes durante el invierno. La mayoría de los inviernos de El Niño son templados por el oeste de Canadá y la mayor parte del norte de los Estados Unidos, y más frescos que normal por el sur de los Estados Unidos. Más precipitación que normal cae desde California a Florida.

Durante los años de La Niña, las temperaturas del invierno son más altas que normal por las regiones del norte y del central de los Estados Unidos, y más bajas que normal por las regiones del sudeste y sudoeste. Más precipitación que normal cae por la región del noroeste. Es típico que el tercio del sur de los Estados Unidos está más seco que normal.

Para el último actualiza en la posición de El Niño del Centro de la Predicción del Clima hace clic la conexión abajo:

http://www.cpc.noaa.gov/products/analysis_monitoring/enso_advisory/translate.html

Preguntas contacto: Peter Corrigan (540) 552-1341